lunes, 23 de julio de 2012

Úbika


Dejo mi ermita
Veinte años después
Para saldarme.

Desando
Hasta encontrarme
Nocturna

Ardo mi ardor al fin
y  unto sus cenizas
en mi frente.

3 comentarios:

  1. Geniaaaaaaa! Decís tanto con tan poco. Llena de sensaciones, recuerdos, simbolismos,... sin palabras. Te quiero mucho. Tamy

    ResponderEliminar
  2. Mariana, me gustó mucho pasar por tu blog y encontrarme con tus poesías: muy pero muy buenas!!!!


    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta todo lo que leí! Saludos, Mariana!

    ResponderEliminar